Hasta qué punto son importantes los isquiotibiales en la sentadilla?

La popularidad en estos últimos tiempos de los métodos de alta intensidad (HIPT) así como de los relacionados con ejercicios de Powerlifting en general ha hecho aumentar la atención de técnicos y practicantes hacia la forma de realizar estos ejercicios de forma correcta y eficiente.

Por otro lado, y como era de esperar en toda actividad popular, se generan una serie de mitos y creencias al respecto. Se ha discutido mucho sobre la implicación de los isquiotibiales como músculo importante dentro de la sentadilla pese a estar hablando de un movimiento de doble extensión rodilla-cadera. En este caso, vamos a revisar varios de los estudios realizados al respecto para confirmar o desmentir definitivamente este hecho.

El estudio: Hamstring Activation During Lower Body Resistance Training Exercises, By Ebben, in International Journal of Sports Physiology and Performance, 2009

Introducción

La musculatura flexora de la rodilla es una de las que agrupa mayor número de lesiones relacionadas, a nivel muscular, con la práctica deportiva (casi un 25% del total). Diferentes investigadores han comentado que las mismas son producto de unos “isquios” débiles frente a la fuerza general del cuadríceps, a pesar de su naturaleza “tónica” (una prueba más de que un músculo que podemos considerar acortado no implica que sea realmente fuerte).

Lesiones como la de LIgamento Anterior Cruzado, muy común en deportistas están relacionadas directamente respecto a la proporción de fuerza isquiotibiales-cuadríceps. A partir de ahí se ha investigado respecto a la activación muscular de los mismos en diferentes ejercicios.

¿Qué han hecho los investigadores?

Antes de nada, identificar qué ejercicios activan en mayor proporción los isquiotibiales. Además, han buscado los ratios de activación entre estos músculos y sus antagonistas. para ello, reclutaron a 34 deportistas (21 hombres y 13 mujeres) de la NCAA.

Para empezar, los participantes realizaron una contracción máxima isométrica y voluntaria a 60 grados de flexión de rodilla tanto en isquiotibiales como en cuadríceps. Posteriormente se testearon las 6RM de cada individuo en sentadilla, curl de rodilla sentado (esa máquina similar a la extensión de rodilla pero realizando el movimiento antagonista), peso muerto rígido (piernas extendidas), peso muerto rígido a una pierna, buenos días y el curl ruso

A %d blogueros les gusta esto: